Remodelar un baño puede ser una tarea laboriosa, pero reemplazar tu viejo lavamanos por uno nuevo no supone tanto reto. Sin embargo, sí es importante atender este cambio de manera puntual y con tiempo para evitar problemas futuros. En Ferretería Nueva con gusto te damos algunos consejos para hacerlo.

El desmontaje del viejo lavabo

  • En primer lugar, cierra las llaves de agua de tu casa para que no llegue a tu baño ni se inunde durante la instalación. Podría parecer lógico, pero te sorprendería las veces que este primer paso no se realiza.
  • Es común que en las tuberías quede agua retenida, así que abre la llave y espera a que no salga más. Te recomendamos recolectar esta agua en una cubeta para no desperdiciar.
  • Quita los tornillos con un desarmador y desmota las piezas del desagüe. También es posible que esté pegado con silicón, por lo que de ser así tendrás que utilizar un cúter. Coloca el viejo lavamanos en un lado que no estorbe.

Montaje del lavamanos nuevo

  • Ubica los soportes en la parte posterior. Seguramente tu lavamanos trae instrucciones para que los encuentres sin mayor apuro.
  • Haz la “presentación” del lavabo en el lugar en el que quedará colocado y marca la posición de dichos soportes.
  • Fija el soporte sin olvidar verificar que esté nivelado con un nivel de burbuja.
  • Instala el contralavabo, la mezcladora y la trampa en tu lavabo antes de colocarlo en su soporte. Este contralavado es el tubo que va debajo.
  • Coloca tu lavamanos en su soporte montable.
  • Conecta la trampa y las tuberías del suministro de agua y abre las llaves de tu casa. Una vez hecho esto abre la mezcladora para que fluya el agua y puedas verificar que no existan fugas.

  • Existen pedestales que se atornillan al suelo o que tienen pernos. En estos casos haz primero las perforaciones guía y después coloca el pedestal. Es importante que ajustes los tornillos sin apretarlos para no romper el pedestal, ya que seguramente tengas que levantar el lavabo para colocarlo.

Esto debería garantizarte una instalación sin fugas y sin dañar tu nuevo mueble. ¿Requieres una asesoría mucho más personalizada y enfocada específicamente a los elementos que vas a instalar? ¡Visítanos! Con gusto te podemos ofrecer las mezcladoras y herramientas que necesitas, así como ayuda especializada.