En un trabajo de pintura es tan importante la brocha como el tipo de pintura que vas a utilizar, ya que existen diversos tipos, formas y tamaños. Es por esta razón que conviene conocer el tipo de brochas y cerdas para que las combines adecuadamente.

Tipos de brochas

De punta plana: Ofrecen una gran cobertura de espacio, así que son perfectas si quieres terminar en poco tiempo. Útiles para todo tipo de proyecto.

Pequeñas: Las necesitarás para terminar los detalles de tu trabajo de pintura. Su tamaño permite tener más precisión al momento de pintar.

Angulares: Se utilizan para alcanzar cortes en las esquinas, ventanas y otro tipo de lugares de difícil acceso para una brocha plana.


Tipos de cerdas

Cedas naturales

No se recomiendan para pinturas base agua porque son absorbentes y la brocha pierde su forma. Este tipo de cerda debes usarlo con pinturas de aceite, tintes y barnices. Ten cuidado al utilizarlas en lugares rugosos porque te aseguramos que perderá su forma.

Cerdas artificiales

Perfectas para superficies rugosas y cualquier tipo de pintura. Su material les permite conservar su forma y rigidez. Si vas a utilizar pinturas densas o con base de látex estas cerdas son perfectas.


Utiliza esta pequeña guía para elegir las brochas adecuadas para tus proyectos de pintura.